Archive for 24 septiembre 2007

Mînima semblanza de un tal Camilo para leer en Un minuto

24 septiembre 2007


Un día como hoy, del año en que murió Sartre, Alejo Carpentier y el baterista de Led Zeppelín John Henry “Bonzo” Bonham, nacía en la clínica Palermo de Bogotá y en el seno de una familia de clase media capitalina, un tal Camilo. De padres carismáticos pertenecientes a uno de tantos grupos de izquierda de aquella época y bajo la tutela de su abuela materna (ama de casa revolucionaria y amante del aguardiente y las cartas), Camilo se sumergió desde muy joven en el oscuro mundo del anonimato. Cuenta la leyenda que su padre les leía a él y a sus otros dos hermanos el Capital de Marx para hacerlos dormir, objetivo muy razonable y efectivo que no tardó en reproducir en ellos un llamado interés por la lectura, y particularmente en Camilo, una marcada obsesión por tener barba. En su adolescencia fue el niño feo del grupo y su invisibilidad ante las mujeres era notoria. Su único camino redentorio era entonces estudiar, pero tampoco allí pudo destacarse en algo, simplemente estuvo. Es así que en la actualidad, en su vigésimo séptimo onomástico, sigue siendo uno más entre muchos y lo que es peor aún, su rostro no deja ver el más mínimo asomo de pelambre, pelusa o vello ligero, aún cuando ha probado todo tipo de productos, maquillajes y disfraces que han resultados poco verosímiles y algo risorios, por lo que continúa siendo un triste imberbe, condición que mantendrá, con seguridad, hasta su muerte…
Lille 2007

Anuncios

Bienvenida

18 septiembre 2007

Este blog es producto del ocio y el desocupe de mis días en Lille en los que además de preperar un par de asuntos académicos y de intentar aprender la lengua gala, he podido reflexionar sobre la condición en general de todos aquellos que alguna vez se han interesado en la escritura y que por falta de talento o de un espacio tranquilo, hemos pasado al anonimato sin tener la valiente oportunidad del desprestigio. La verdad, la idea de crear un blog no es nueva, es más, cuando tenía acceso a msn y a todas sus ventajas ociosas, mantenía mi space actualizado…actualizado solamente para mi, porque efectivamente el número de visitas era casi nulo, o ninguna, es decir, funcionaba más como un archivador de malos cuentos y poemas a medias que como un verdadero espacio de divulgación. El caso es que acá me encuentro, tratanto de resucitar “la mancha” como un lugar de reconciliación y de vagabundería conmigo mismo; En ese entonces me encontraba en Madrid, tratando de sobrevivir y de llevar una vida digna que me permitiera poder comer un kebab una vez al mes y tratando de producir desconocimientos en la universidad. Ahora estoy en Francia y el asunto se complica, no porque no pueda comer kebab una vez al mes, sino porque no puedo pedirlo porque no me entienden; así que este blog también va a ser un punto de descanso y desconsuelo en donde podré desahogarme en la lengua de mis ancestros para el gusto o disgusto del mundo y el submundo. Que por qué “la mancha”???…pues porque “el tachón” no sonaba muy bien y por querer hacer homenaje a ese lugar desconocido, a ese intersticio en donde cabe todo y no cabe nadie, a la infinitud de cosas tontas y vanas que tenemos en la cabeza y que se nos reproduce como una mancha por el cerebro. A aquellos deambulantes perdidos que han tenido la mala suerte de caer (por casualidad, o porque simplemente no tenía nada más que hacer) en este miserable blog, les digo que no esperen mucho, que lo poco es risorio y burlesco, tal véz catastrófico y caótico, esatará lleno de contradicciones y de anti-escritura, de cosas sin sentido o de críticas estúpidas, pero así es la voluntad del mal escritor…absurda.
Lille, 2007

Image Hosted by ImageShack.us