El regreso

Pasé por casualidad por este blog tan jarto y me percaté que hace más de un año y medio no escribía nada. Quizás mis fieles lectores (o mi fiel lector), se hayan dado cuenta de este percance; pero siendo honestos, si ni yo mismo  me había dado cuenta, dudo que aquel visitante incauto se enterara de ese vacío de más de 12 meses de nula producción vagabunda.  Revisando las antiguas entradas, salvo una que otra, todas suelen ser escritos existenciales o romanticones realmente ñoños y aburridos, lo que justificaría no sólo la ausencia de visitas  sino también mi propia ausencia, quizás pasaba por alguna etapa de amor incorrupto o por alguno de esos días de soledad y melancolía que suelen atacar en días de invierno, como el de hoy, y que producen esa necesidad de escribir tonterías para poder dormir tranquilos sin el remordimiento de haberse pasado la tarde entera esperando encontrar un email que te invite a salir a tomar un café o simplemente a perder aún más el tiempo.   ¿Que qué produce mi regreso a este blog? pues que el twitter no deja tanto espacio para escribir pendejadas y como me salí de facebook, porque me parece que perdía más tiempo leyendo las idioteces de otros que escribiendo las mías, pues no me quedaba otro espacio en donde orinar tranquilo . Además siento como deber propio actualizar este lugar por el respeto que le debo a los lectores (al lector) que pasa por este lugar cotidianamente esperando algún nuevo producto para burlarse y seguir acrecentando mi desprestigio.  Así es, mi regreso es un hecho.  Obviaré todas las entradas anteriores, haré borrón y cuenta nueva, incluso con esta nueva entrada, y prometo no ser tan aburrido y si lo soy es porque así soy, no hay más de donde, empezaré de cero entonces y de aquí en adelante cada entrada pasada será el producto de mi grotesca vida pasada e intentaré renacer todos los días, quizás igual de grotesco pero más feo, un infinito, un fractal, un cúmulo de círculos sobre círculos, el rizoma humano (uf, que postmoderno me siento) el ridículo escrito; al final el lector no será ud., que está leyendo, seré yo mismo, es decir ud. y yo seremos la misma persona, ¿a que da miedo? Pero así es, ese es mi reto, mi propósito para esta nueva etapa del fracaso y mi idea genial de convertir a mi lector en mi mismo, un vago.

Anuncios

Una respuesta to “El regreso”

  1. Pizpireta Says:

    ¡Adelante! Me pido ser tu lectora. Siempre hay tiempo para resucitar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: