Desolación de la quimera

En el transcurso del año 1956, Luis Cernuda comienza a redactar lo que sería el poemario « desolación de la quimera » .  Jaime Gil de Biedma,  uno de los grandes poetas del siglo XX tendría unos 29 años y  en su haber más de 3 libros. Yo no existía, aún no existo.   No es mi intención ahora hacer alusión alguna a este fabuloso texto de poemas, uno de los más bellos de Cernuda, ni dedicarle un pequeño trazo a eso versos lleno de dolor por la guerra y amor por la poesía, que escribía el poeta.  Para nada. La casualidad es el título, me lo trajo a la cabeza otro poema, de Jaime gil de Biedma  llamado « después de la noticia de su muerte » sobre el deceso del poeta Cernuda:

« su poesía, con la edad haciéndose

más hermosa, más seca :

mi pena resumida en un título de libro :

desolación de la quimera »

Tampoco era mi propósito llegar a ese poema, no lo busqué deliberadamente.   Los mejores poemas siempre llegan al azar; estaba releyendo -porque masoquistas y suicidas somos todos y nos gusta atormentarnos con aquellos versos que recuerdan el mundo y la vida y nuestras historias-  uno de mis poemas favoritos de Biedma “París, postal del cielo”, allí hay una historia, la de un joven que se enamora en París, y la melancolía misma de algo que nunca se concretó.

“Ahora voy a contaros,

como también yo estuve en París, y fui dichoso

Era en los buenos años de mi juventud,

Los años de abundancia

Del corazón, cuando dejar atrás padres y patria

Es sentirse más libre para siempre, y fue

En verano, aquel verano

De la huelga y las primeras canciones de Brassens,

Y de la hermosa historia

De casi amor…”

Y fue releyendo estos versos, que me llevaron a seguir pasando páginas y páginas del poemario hasta llegar  al lugar  en donde esas cuatro palabras “desolación de la quimera” me iluminaron una respuesta drástica a este último poema.  Es así que retrocedí y volví a releer.  La desolación de la quimera, es también, esa “hermosa historia/de casi amor” es estocada lúgubre de lo que quiso ser y no fue, pero que tal vez sea. La palabra quimera, que designa a un monstruo imaginario que vomitaba llamas y tenía cabeza de león, vientre de cabra y cola de dragón, también es aquello que  se propone a la imaginación como posible o verdadero, no siéndolo (RAE), es decir, el monstruo imaginario de la fábula, un casi amor. Una serie de juegos casi infinitos que aclara versos, casi todos los versos.  La quimera sentimental, el suceso que nunca llegó a un final, un imaginario de lo queremos pero no lograremos  hacer.  La quimera: el amor es una quimera, la felicidad es una quimera, todo es ese monstruo que echa fuego, todo es el principio de algo, pero nunca el final.

La desolación: esta palabra que parece tan sola, tan alejada, que con sólo nombrarla oscurece la escritura, pero sin embargo y a la vez una palabra que explota  miedo y hermosura. “Eran los buenos años de mi juventud/los años de abundancia” e ahí la desolación el punto vació del poeta, la añoranza de lo que fue, la quimera que no será más.   Acaso esos versos de Gil de Biedma sobre su vida juvenil en Paris, no son versos de desolación , no son versos quiméricos?

La reflexión a la que quiero llegar, es que  los puntos de quiebre en la serpiente de la vida, no son si no quimeras, imágenes de lo que queremos ser, absurdos pasajes e ilusiones, que con el pasar de los años y con las ideas frustradas, son pasajes desoladores de lo que  no llegamos a ser.  Y no es pesimismo, o acaso hay algo de pesimismo en esos versos maravillosos de Gil de Biedma? Al contrario, la desolación de la quimera es un encuentro con la realidad, con el andar precavidos, con observar las siluetas de los días como la única respuesta a lo que somos,  que el problema de andar inventando mundos es que podemos llegar a enamorarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: